Inicio
INGRESAR    


¿No tiene cuenta de usuario?    Regístrese aquí
Temas Principales
   Centro de Investigaciones en Café
   Estadísticas y Precios
   Capacitación
   Café y ambiente
   Oficinas Regionales
   Biblioteca Arturo Arrivillaga Aguirre
   Publicaciones
   Servicios
   Conózcanos
   Noticias

Los nemátodos del café: plaga perenne, una atención permanente

Contenido

[Ocultar]


Foto 1. Síntomas en parte áerea de cafetos por daños de nemátodos

Introducción

Con la disculpa de los expertos y conocedores, abordaremos el artículo repitiendo, y sobre todo generalizando algunos conceptos, como que los nemátodos son organismos microscópicos, invisibles a simple vista, con forma de pequeñas "culebras", casi transparentes, de menos de un milímetro de longitud, que parasitan a una amplia gama de seres vivos desde hace millones de años, en muy diversos ambientes del planeta. En nuestro caso, comentaremos sobre los nemátodos que viven en cafetales, alimentándose de las raíces del cafeto, provocando niveles variables de daño a la planta, dependiendo de diferentes factores.

Los nemátodos pueden ser nativos, originalmente presentes en bosques, "guatales", pasos, u otros cultivos, y que luego se adaptaron y especializaron sobre el café, manteniendo la capacidad de parasitar raíces de otras plantas (malezas, arbustos, árboles). También podrían ser introducidos por medio de material infestado, sea suelo destinado a sustrato, almácigo de café o almácigo de diversos cultivos, proveniente de otras fincas y regiones El agua de escorrentía conteniendo partículas de suelo contaminado, puede igualmente redistribuirlos entre los cafetales. En fin, a partir de la presencia diagnosticada de nemátodos en campo, debemos considerarla como una plaga perenne yestablecer una estrategia de convivencia.

Los nemátodos al dañar las raíces provocan en la parte aérea síntomas como marchitarniento, caída de hojas, deficiencias nutricionales y "palomo", similares a los provocados por otras plagas y enfermedades de la raíz. Sin embargo, al examinar las raíces es posible identificar algunos síntomas más específicos, dependiendo del grupo de nemátodos de que se trate.

El parasitismo de los nemátodos en café fue citado desde 1878 por Jobert. En Guatemala JA. Alvarado señala la presencia de nemátodos en cafetales desde 1935. Las observaciones sobre la resistencia de la variedad Robusta (C. canephora) a los nemátodos condujeron al desarrollo del Injerto Reyna que continúa siendo la base del control en nuestro país, pero que necesita ser completado con otras practicas como el tratamiento preventivo en semilleros y almácigo, y el adecuado manejo del cultivo en campo (sombra, podas, nutrición balanceada, entre otros). Los Robustas tienen mecanismos de defensa que limitan la multiplicación de los nemátodos de manera variable, pero no son inmunes.

Nemátodos parásitos del cafeto en Guatemala


Foto 2. vista microscópica de adulto de pratylenchus

 


Foto 3. Daños de pratylenchus en almácigo


Gráfica 1. Dinámica poblacional de Pratylenchus
en Suchitepequez. Datos de 3 años


Foto 4. efecto de 300 y 900 nemátodos pratylenchus
sobre planta de Robusta.

Los principales géneros, o grupos, de nemátodos parásitos del café son: Pratylenchus (lesionadores) y Meloidogyne (agalladores). Los géneros se subdividen en especies, por ejemplo Pratylenchus coffeaey Meloidogyne incognita, pero mas alla de la identificación del género y especie de nemátodos presentes en los cafetales, o de la cantidad temporal de individuos por peso de raíces, es necesario considerar la capacidad patogénica o "agresividad" de esas poblaciones de nemátodos, para una mejor definición de la estrategia de control. Las investigaciones realizadas en los últimos años por ANACAFÉ y el CIRAD-PROMECAFE, han permitido un mayor conocimiento del tema.

Pratylenchus o losionadoros

Es el nemátodo mas difundido en Guatemala, con una amplia distribución en la Costa Sur-occidental. Las investigaciones iniciales del injerto Reyna se realizaron frente a estos nemátodos. También son llamados nemátodos migratorios, ya que todas sus fases de desarrollo (juveniles y adultos) son infestantes, con capacidad de penetrar en las raíces, de movilizarse dentro y salir hacia otras raíces para alimentarse. Sus daños son básicamente mecánicos, con la formación de lesiones que pueden ser invadidas por patógenos secundarios como bacterias u hongos, acelerando el proceso de degradación de las raíces, sobre todo la corteza, y dejando la apariencia de "pelillos" en las raíces más finas.

Todos los individuos mantendrán la misma forma de "culebrita", variando su tamaño en función de la edad y el sexo. Las principales especies de Pratylenchus parasitas del cafeto se reproducen sexualmente, las hembras adultas ponen sus huevos uno por uno directamente en las raíces o en el suelo a partir del primer mes, durante un periodo de 30 días aproximadamente. De cada huevo emergera un nematodo juvenil con la capacidad de parasitar nuevamente las raíces.

La Gráfica 1 muestra la dinámica poblacional de Pratylenchus con tres años de estudio en una finca de Suchitepéquez, ubicada a 3,900 pies de altitud (4,200 metros). Los picos de población coincidirían con los períodos de mayor crecimiento radicular, diciembre-marzo y mayo-julio, y no con los de mas lluvia. La población esta expresada en número de nemátodos por gramo de raíces (escala a la derecha), la lluvia se presenta acumulada quincenalmente en milímetros (escala a la izquierda). Observamos valores aproximados entre 50 y 700 nemátodos por gramo de raíces, equivalente a 1,250 y 17,500 nemátodos por 25 gramos de raíces. En el año 2, hay un pico cercano a 900 nemátodos/gramo de raíces (22,500 nemátodos/25 gramos).

Como fue comentado, el desarrollo del injerto Reyna se realizó en areas cafetaleras con predominio de Pratylenchus, donde la buena respuesta de Robusta a este nemátodo podría interpretarse como una combinación de tolerancia y resistencia no específica, presente de manera general en esta especie de café. Sin embargo, debe tomarse en cuenta que esa respuesta puede variar en función de la edad de la planta, cantidad de nemátodos, tipo de suelo, manejo de planta y ambiente,

Una determinada cantidad de Pratylenchus puede "anular" la tolerancia-resistencia en plantas jóvenes iniertadas sobre Robustas. Esto se demostró en una investigación donde inocularon almacigos de robusta con 300 y 900 nemátodos respectivamente. Dichas cantidades de nemátodos provocaron una importante reducción en el desarrollo de la planta, luego de tres meses de inoculados. Nos indica entonces la importancia de los controles preventivos de nemátodos en las etapas de semillerosy almácigo, aun cuando se trate de almácigo injertado sobre robusta.

Meloidogynes o agalladores

Estos nemátodos tienen una distribución más delimitada, pero la poblaciones presentes en Guatemala muestran una alta "agresividad" sobre las variedades de Arabica cultivadas: Borbón, Caturra, Catuai, Típica, Pache, y también sobre robustas convencionales.

En el caso de los Meloidogynes de Guatzemala, los síntomas corresponden a una "corchosís" generalizada, diferente al agallamiento clásico de este género.

En las principales especies de Meloidogyne parásitas del cafeto, la reproducción es asexual, sin participación del macho. Las larvas penetran dentro de las raíces, estableciéndose en un sitio fijo, y luego se desarrollan en su mayoría como hembras, las cuales al final adquieren la forma de una "pera". Cada hembra puede poner dentro de una masa alrededor de 2000 huevos en promedio, en un período de 1-3 meses, de los cuales emergerán nuevas larvas o juveniles para reiniciar el ciclo de parasitismo.

La masa de huevos está constituida de una matriz gelatinosa, que brinda una importante protección frente a factores externos, lo cual explicaría entre otros aspectos, la baja eficiencia del control químico para estos nemátodos.

Un objetivo fundamental: llevar plantas sanas a campo


Foto 5. Vista microscópica de masa de
huevos de Meloidogyne


Foto 6. Corchosis de raíces provocada por Meloidogyne

El énfasis dado a algunos conceptos de la biología de los nemátodos, persigue el objetivo de mostrar la alta capacidad de multiplicación de los mismos, en cortos períodos de tiempo, y la necesidad de un enfoque de tratamiento preventivo en las fases más sensibles, que son las de semillero y almácigo.

Se insistirá sobre la importancia de producir plantas de almácigo, con un buen sistema radicular, libre de nemátodos, para evitar la diseminación de esta plaga en campo hacia áreas nuevas de cultivo.

Cuando se hace el almácigo en finca se recomienda que el suelo o sustrato provenga de un área libre de nemátodos, y realizar una efectiva desinfección del mismo con productos que garanticen el tratamiento. Deben utilizarse productos con propiedades fumigantes, como se describe a continuación.

Desinfección de semilleros con Basamid G:

  • Tablones de semillero de 1 metro de ancho por 20 centímetros de espesor y longitud de acuerdo a la cantidad de semilla que se va a sembrar.
  • Para un mejor efecto del Basamid, los tablones deben permanecer húmedos 7 días antes de la siembra.
  • Aplicar 40 gramos de Basamid por metro cuadrado de tablón, bien distribuido, e incorporándolo. Al concluir se cubre el tablón inmediatamente con plástico (bien sellado), manteniéndolo así por 7 días, 40 gramos/1m x 1m x 02m =40 gramos x 0.2m 3 =200 gramos/m3.
  • Transcurrido este periodo se retira el plástico, se remueve la arena y se esperan otros 7 días para que se liberen los gases, quedando entonces preparado para colocar la semilla.

Desinfección de suelo (sustrato) para almácigo con Basamid G:

  • Se deben preparar camas de 1 metro de mcho por 20 centímetros de espesor y longitud variable.
  • Mantener las camas húmedas 7 días antes de la aplicación del Basamid.
  • Se aplican 60 gramos de Basamid por metro cuadrado de cama, y se incorpora con azadón o pala (limpios). Posteriormente el suelo se amontona, se cubre con plástico (bien sellado), manteniéndolo así por 7 días.
  • Haciendo equívalencia de la dosis indicada a gramos por metro cúbico tendríamos: 60gramos/1 m x 1m x 0.2m = 60 gramos x 0.2 m3 =300 gramos/m3)
  • Transcurrido este período se retira el plástico, y se remueve el suelo para que se liberen los gases, dejando otros 7 días de espera, para luego llenar las bolsas y proceder a trasplantar los soldadítos o mariposas.

Recomendaciones

Para almácigo preparado en la finca, verificar la ausencia de nemátodos enviando muestras de raíces al laboratorio, antes de llevar las plantas a campo definitivo.

Cuando se trate de almácigo comprado, realizar un análisis nematológico previo a la negociación. Seleccionar varias plantas al azar y enviarlas al laboratorio para verificar su estado.

En campo definitivo es posible detectar la presencia de nemátodos en "parches" de plantas amarillas, defoliadas y con crecimiento pobre y poco vigor. Verifique la presencia de esta plaga colectando raíces y suelo de estas plantas en una bolsa, hasta completar una muestra compuesta (10 a 15 plantas) y envíela al laboratorio. Se recomienda hacer los muestreos al inicio y final de la época lluviosa.

Las plantas severamente afectadas deben reponerse con plantas injertadas sobre robusta. En casos de fincas con antecedentes de nemátodos, el uso de nematicidas puede juáificarse en las primeras etapas de desarrollo del cultivo, en plantías de 1 a 2 años, para asegurar la respuesta del injerto.

El injerto Reyna continúa siendo la base del control integrado de esta plaga, pero requiere de las acciones preventivas y complementarias citadas, para que el mismo pueda expresar su potencial en campo. En caso de la presencia confirmada de nemátodos agalladores, Meloidogyne spp., se recomienda injertar sobre el robusta Nemaya, seleccionado por su resistencia a las poblaciones agresivas de Meloidogyne de Guatemala, y a otros nemámdos.