Inicio
INGRESAR    


¿No tiene cuenta de usuario?    Regístrese aquí
Temas Principales
   Centro de Investigaciones en Café
   Estadísticas y Precios
   Capacitación
   Café y ambiente
   Oficinas Regionales
   Biblioteca Arturo Arrivillaga Aguirre
   Publicaciones
   Servicios
   Conózcanos
   Noticias

Fertilización exitosa en caficultura orgánica

Revista El Cafetal, marzo 2014
Por Ing. Agro. Bernardo Santos - Asesor Técnico Región III de Anacafé

La fertilización exitosa de la caficultura orgánica depende del manejo agronómico del cultivo del cafeto, así como de una planificación sostenible y oportuna en la reposición de los nutrientes que extrae la planta en cada cosecha.

Fertilidad: Es la capacidad que tienen los suelos de  proporcionar las cantidades adecuadas de nutrientes que requieren las plantas para producir; que puedan ser absorbidos por el sistema radicular y el follaje, además que estos elementos nutricionales se encuentren en equilibrio con sus propiedades físico-químicas en el suelo para mantener la flora y fauna microbiana, importantes en la transformación de la materia orgánica.

La producción de café orgánico es un arte, donde el productor  tiene el compromiso de no contaminar el medio ambiente y mantener una producción sostenible, oportuna y rentable,
manejando el cultivo en todos el proceso de producción.

Muestreo de suelos: la base de la fertilización en la caficultura  orgánica es iniciar con un muestreo de suelos. Esto permite determinar la disponibilidad de nutrientes y de materia orgánica, además, como complemento, se debe hacer un muestreo foliar  para el diseño de un plan de reposición de elementos nutritivos que extrae la planta en cada ciclo productivo en las cantidades necesarias, de acuerdo a edad, potencial productivo, aplicándolo en el área adecuada y momento oportuno en cada lote que forma su unidad productiva. Se debe monitorear cada año el suelo, a través del análisis del laboratorio.

Abono orgánico: es el resultado del reciclaje biológico de  desechos orgánicos vegetales o animales, transformándolos a través de la lombriz, compostaje por medio de capas superpuestas y volteos, o bien preparando bochashi, que son las formas más usadas en su elaboración. De acuerdo con los materiales que se utilice en su preparación, así será el porcentaje que tenga de elementos nutritivos para el cultivo de nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, hierro, manganeso, zinc, cobre, cenizas, pH neutro y, además, considerar la relación carbono/nitrógeno que manifiesten las mejores concentracionesde estos elementos.

Época de aplicación:

• Normalmente debe planificarse al inicio de las lluvias en plantaciones productivas.

• En los primeros años debe incorporarse al suelo entre la mitad de la rama lateral y el punto de goteo entre los 10 y 30 centímetros de profundidad.

• Después de cuatro años, debe aplicarse superficialmente.

• Dependiendo del análisis de suelos puede aplicarse el abono orgánico cada 2 años y en renovaciones debe prepararse un buen sustrato en el hoyo donde se sembrará la nueva
planta de café.


Dosificación de abono orgánico:

 

Otras recomendaciones para fertilización orgánica:

• Se puede usar el exudado de lombriz, mezclando 25 a 50 litros por 150 a 175 litros de agua y aplicarlo directamente al suelo en las siguientes dosis: 100 centímetros cúbicos en plantas de uno y dos años y 500 centímetros cúbicos en la banda de fertilización, en cafetales en producción.

• Considerar el uso de plantas verdes, como leguminosas, para aprovechar el follaje e incorporarlo posteriormente al suelo para mejorar la acción de las bacterias nitrificantes.

• La conformación de la sombra del cafetal debe incluir árboles de Inga y otras especies adaptables a la zona, que a través de su manejo, favorezca la formación de un “molch” para forma cobertura muerta que nutra el suelo.

• Utilizar plantas de cobertura del suelo para mejorar y conservar la fertilidad del mismo.

• Para mejorar la disponibilidad de potasio se puede sembrar banano, manejando únicamente tres tallos por mata para aprovechar la producción; el resto de tallos deben cortar en partes pequeñas para distribuirlos sobre las calles de la plantación de café.

• De acuerdo a los resultados de laboratorio se pueden identificar deficiencias de nutrientes en el suelo, dependiendo de cuáles sean, se puede utilizar los siguientes productos, la dosis por planta dependerá de lo indicado por el laboratorio:

             - Sí el cultivo demanda fósforo y calcio la roca fosfórica es una fuente adecuada para suplirlos, ya que contiene el 33 % de fósforo y 33 % de calcio.
             - Cuando el nivel de pH del suelo es ácido y posee deficiencias de calcio y magnesio puede usar cal dolomítica que tiene 21 % de calcio y 11.4 % de magnesio.
             - Para corregir deficiencias de azufre y calcio se puede  utilizar el sulfato de calcio que contiene 22 % de calcio y 18 % de azufre.

Desventajas:

• Para lograr resultados efectivos se requieren altos volúmenes de materia orgánica, lo que incrementa el costo de transporte y la cantidad de jornales necesarios para la aplicación.

Ventajas de la nutrición orgánica:

• Propiedades físicas: mejora las características estructurales del suelo aumentando su porosidad, lo que permite una mejor aireación.

• Los contenidos de ácidos húmicos y fúlvicos mejoran las características químicas del suelo.

• Retención de agua hasta 20 veces su peso, mejorando la retención de humedad en suelos arenosos.

• Su color oscuro contribuye a la absorción de energía calorífica.

• El humus de lombriz es rico en hormonas, sustancias producidas por el metabolismo secundario de bacterias, estimulando procesos biológicos de las plantas como reguladores de crecimiento dentro de las que se puede mencionar:

            - Auxinas: provocan el alargamiento de las células de los brotes, incrementando la floración, la cantidad y tamaño de los frutos de café.
            - Giberelinas: favorecen el desarrollo de las flores, la germinación de la semilla y aumenta el tamaño de los frutos.
            - Citoquininas: retardan el envejecimiento de los tejidos vegetales.
            - Además, la cantidad de microorganismos benéficos que se están incorporando mejorando el recurso suelo, base fundamental de los cultivos.


• Previene la erosión del suelo.