Inicio
INGRESAR    


¿No tiene cuenta de usuario?    Regístrese aquí
Temas Principales
   Centro de Investigaciones en Café
   Estadísticas y Precios
   Capacitación
   Café y ambiente
   Oficinas Regionales
   Biblioteca Arturo Arrivillaga Aguirre
   Publicaciones
   Servicios
   Conózcanos
   Noticias

Conservación de suelo como estrategia de producción

Revista El Cafetal, julio 2013
Por Ing. Agr. Edwin H. Peña - Asesor Técnico Región III
Anacafé

Las buenas prácticas agrícolas contemplan distintas técnicas para conservar las características físicas y químicas del suelo y mantener o mejorar su fertilidad.

El suelo representa el recurso de producción más importante, ya que da soporte a las plantas en forma de una capa permeable para las raíces y es una especie de depósito para los nutrientes y el agua, por lo que su manejo requiere de la adopción de prácticas para su conservación.

Estas prácticas tienen como principal función disminuir la velocidad del agua en suelos ubicados en laderas con el fin de evitar la erosión, interceptándola, reteniéndola e infiltrándola, evitando el arrastre del suelo escurrido. Al aplicarlas, se contribuye a conservar las características físicas, químicas y microbiológicas, logrando mantener y/o mejorar la fertilidad y por ende la productividad del suelo.

En un manejo eficiente del suelo debieran mejorarse las características deseables del mismo con buenas prácticas agrícolas que combinan una serie de técnicas destinadas a su conservación.

Dentro de los componentes importantes de las buenas prácticas agrícolas están entre otros:

  1. Reposición de la materia orgánica,
  2. Mantener una adecuada reacción química,
  3. Buena o adecuada cubierta vegetal,
  4. Control de la erosión, y
  5. Adopción de prácticas de manejo acorde a sus necesidades.

Dentro de estas prácticas de manejo, están: a) Curvas a nivel, b) Terraza Continua, c) Terraza Individual, d) Barrera Viva, e) Barrera Muerta, f) Acequia, g) Diques y h) Pozos de Absorción.

La erosión

Es un fenómeno natural que consiste en el desprendimiento y perdida de las partículas del suelo, producto de las corrientes de agua; así mismo, la erosión disminuye la capacidad del suelo de almacenar agua y provoca la perdida de nutrientes y materia orgánica.

Aunque hay factores que inciden en su desarrollo, por ejemplo fenómenos climáticos impredecibles, este proceso se ha convertido en un grave problema debido a la acción del ser humano. Dentro de las causas de la erosión podemos citar: la deforestación, los incendios y las prácticas agrícolas inadecuadas.

Debe considerarse que aproximadamente el 70% del área cultivada con café está establecido en suelos con topografías inclinadas o quebradas, dando lugar a que en los meses lluviosos se registren fases de erosión que superan las 20 toneladas suelo/ha/año y el 60% de esta pérdida de suelos acaba en los ríos o lagos, aumentando el riesgo de inundaciones y deslaves en caso de lluvias torrenciales.

Como complemento a lo anterior, en revista El Cafetal de abril 2010, página 8, se publica el articulo “Impacto de la Erosión Hídrica en la perdida de Nutrientes en suelos de Café”, en el que se expone la magnitud del daño ocasionado por la erosión.

Prácticas de manejo

a) Curvas a nivel o siembra en contorno

Es el trazo de una línea a nivel perpendicular a la pendiente de un terreno. El propósito es establecer allí el surco de siembra o trazar en ellas las obras de conservación de suelos. Se pueden trazar con aparatos rústicos como nivel “A”, caballete o específicos, como un clinómetro; la pendiente de un terreno también se puede determinar con estos aparatos. La idea básica de las curvas a nivel es que cada surco de siembra sirva como una barrera al paso de las escorrentías disminuyendo su velocidad y por ende el arrastre del suelo.


Las curvas a nivel son apropiadas para trazos de siembras nuevas

b) Terraza continua

Son terraplenes formados sobre líneas a nivel y construidos en sentido transversal a la pendiente del terreno, estableciendo allí el surco de siembra; deben tener un desnivel de un 5% máximo hacia el talud superior. Se sugieren para terrenos con más de 20% de pendiente.


Es conveniente este tipo de terraza para terrenos con pendientes pronunciadas

c) Terraza individual

Son pequeñas plataformas semicirculares o cuadradas en cuyo centro se siembra la planta, el diámetro de la terraza puede estar determinado por el distanciamiento de siembra y darle también un desnivel de 5% contrario a la pendiente. Pueden usarse en cafetales ya establecidos y con pendientes de hasta 50%.


Sistema práctico, eficiente y de bajo costo para conservación

d) Barrera viva

Esta práctica consiste en sembrar, sobre una curva a nivel, plantas perennes, de crecimiento rápido, denso, buen amacollamiento, que no compitan con el cultivo. Por ejemplo: palo de agua, canavalía, gandul o izote. La finalidad es que intercepten el agua de lluvia disminuyendo la velocidad que corre sobre la superficie, impidiendo el arrastre del suelo. La distancia entre barrera dependerá de la pendiente ej. 20% a cada 15 Mts., más de 50% a cada 8 Mts.


Otro propósito de la barrera es el aporte de materia orgánica al suelo

e) Barrera muerta

Consiste en la construcción de muros de piedra o rastrojos, siempre sobre una curva a nivel, el muro debe establecerse sobre una base plana de 30 Cms. para darle sustentación y no sobrepasar los 60 Cms. de alto.


De preferencia establecerlas en terrenos de pendiente moderada

f) Acequia

Son zanjas o canales de forma trapezoidal construidos en dirección transversal a la pendiente. Por lo general tienen un ancho de 30 Cms. en el fondo y con taludes regulares de acuerdo a la pendiente del terreno. En esta estructura, en el borde inferior a todo el largo se siembra una barrera viva a modo de soporte y la distancia entre acequias dependerá de la pendiente, Ej. 30% a cada 20 Mts.


Dependiendo precipitación, la zanja debe tener pendiente hacia el centro

g) Diques de contención

Sistema para el control de cárcavas y actúa por resistencia mecánica. Son estructuras construidas de piedra, palos o postes de brotones (izote) y se hacen perpendiculares en forma de media luna, la dimensión y distancia entre diques depende de la profundidad y pendiente de la cárcava.


Cuando la cárcava es grande combinar materiales para mejor consistencia y soporte

h) Pozos de absorción

Son pequeñas zanjas de 50 Cms. de largo por 40 Cms. de ancho y hasta un metro de profundidad; se hacen con el objeto de captar el agua que corre superficialmente (escorrentías); se recomiendan en pendientes de 10 a 50%.


Dependiendo escorrentía la zanja puede ser más grande y debe desazolvarse