Inicio
INGRESAR    


¿No tiene cuenta de usuario?    Regístrese aquí
Temas Principales
   Centro de Investigaciones en Café
   Estadísticas y Precios
   Capacitación
   Café y ambiente
   Oficinas Regionales
   Biblioteca Arturo Arrivillaga Aguirre
   Publicaciones
   Servicios
   Conózcanos
   Noticias

El café y la salud dental

Por: blog CEU Odontología
Miércoles 26 de marzo de 2014

El café, como muchos de los alimentos que consumimos habitualmente ha sufrido a lo largo de la historia reciente movimientos pendulares en la percepción de sus propiedades; oscilando, según las épocas, entre dañino a beneficioso según los resultados cambiantes de las publicaciones científicas.

El café es una bebida cargada de sabor, buena para mantenernos alerta y nos hace más agradable el día. Últimamente se han descubierto muchas propiedades beneficiosas como reducir el dolor de cabeza, evitar coágulos sanguíneos, reducir el riesgo de sufrir Parkinson, mejorar el asma y las alergias, prevenir  la formación de cálculos, disminuye el riesgo de desarrollar cáncer, disminuye la depresión, reduce el riesgo de desarrollar diabetes y uno de los más importantes para la salud oral la prevención de caries. Siempre un consumo moderado entre tres y cuatro tazas al día.

La caries es una de las enfermedades crónicas con más prevalencia entre todos los sectores de la población aunque en la población joven incluyendo los niños se observa más. La caries es una infección endógena que causa destrucción de los tejidos duros del diente por la actividad bacteriana que son capaces de producir a través de la glicosiltransferasa, polisacáridos adhesivos insolubles la formación de una placa que media la acumulación de los estreptococos permitiendo la adhesión de estos últimos en la superficie del diente.

Todo este proceso se puede inhibir a través del consumo de productos específicos como la manzana que inhibe la formación de placa, el vino que inhibe la formación del biofilm de estreptococus mutans, él té (té verde) que tiene actividad antimicrobiana sobre el estreptococos mutans, cacao que no permite que baje el pH en la placa dental inducido por la presencia de la glucosa en la dieta y el café. En un estudio reciente donde se observaron los índices de caries en 1000 pacientes de ambos sexos que consumían solo café como bebida se descubrió que  el índice de caries en los pacientes que bebían café sin aditivos (azúcar o leche) era de 2,9 en los sujetos que consumían el café con azucares y leche el índice de caries era de 5,5 y en los sujetos que consumían está bebida con leche pero sin añadirle azucares el índice de caries era de una 3,4. Las conclusiones de este estudio fueron que el café ayuda en la prevención de caries pero solo si es consumido sin aditivos.

Esta propiedad del café es permitida por la presencia en ella de los polyfenoles. La presencia del estos últimos en el café oscila entre un 5,5% hasta un 12%. Los polyfenoles tienen muchas propiedades como es por ejemplo la actividad antioxidante, anti-inflamatoria, anti cancerígena y la prevención de las enfermedades cardiovasculares. El café no tiene efecto sobre la inhibición del crecimiento del estreptococo mutans pero si que reduce de manera significante la de ellos en la superficie del diente.

En un estudio muy reciente indican que los componentes del café (melanoidin)  poseen una actividad anti-biofilm y anti-adhesión que no permite al estreptococo mutans que se adhiera al hidroxiapatita del diente. La creación del biofilm fue completamente inhibida en la presencia de las fracciones con una alto peso molecular y solo un 20% en presencia de los componentes melanoidin.

Con todo ello podemos decir que consumir café sin aditivos de ningún tipo y de forma moderada puede ayudar en la prevención de la caries dental pero siempre hay que tener en cuenta que es una bebida que puede colorear los dientes si se consume de forma exagerada.

Enlace: http://blog.uchceu.es/

 

COMPARTIR