Inicio
INGRESAR    


¿No tiene cuenta de usuario?    Regístrese aquí
Temas Principales
   Centro de Investigaciones en Café
   Estadísticas y Precios
   Capacitación
   Café y ambiente
   Oficinas Regionales
   Biblioteca Arturo Arrivillaga Aguirre
   Publicaciones
   Servicios
   Conózcanos
   Noticias

Sube 1.8 % el consumo de café en el mundo

Por Diario de Centroamérica
Guatemala, lunes 9 de marzo de 2015

El consumo mundial de café aumentó 1.8 por ciento, hasta los 149 millones de sacos en 2014, informó Mauricio Galindo, jefe de operaciones de la Organización Internacional de Café (OIC), quien destacó que el alza derivó del aumento en Estados Unidos y la creciente afición de China.

“Durante mucho tiempo el mercado norteamericano estuvo estancado en términos de crecimiento, o registraba muy poco, pero ahora se dio un aumento del consumo de 2.5 por ciento en Estados Unidos y de 3.1 por ciento en Canadá”, añadió el directivo. El alza en esta región se concentra sobre todo en la variedad arábiga, de mejor calidad que la robusta, la más consumida del mundo.

Recuperación

Este es el cuarto año seguido de crecimiento en el mundo después de que sufriera una caída por la crisis mundial de 2008 y no parece que la tendencia vaya a frenarse, salvo un nuevo cataclismo
económico.

“Las compras dependen de los ingresos disponibles, es el factor clave en la demanda, así que las cifras de crecimiento de 2015 dependerán del ambiente económico (...), pero al menos serán de 2 por ciento”, recalcó el jefe de operaciones de la OIC. Una de las novedades en el sector es que China comenzó a producir café, en ese país el alza por el aromático fue en un 10 por ciento.

“Hay posiblemente 10 millones de consumidores regulares de café en China, pero crecen en porcentaje de dos dígitos. En el plazo de una generación será uno de los principales compradores, aunque no per cápita”, comentó Andrea Illy, presidente de la empresa italiana de café Illy.

Precios bajos

El grano alcanzó la semana pasada los precios más bajos en un año, a US $1.28 (Q9.75) la libra de arábigo, en Nueva York. Al mismo tiempo que las lluvias en Brasil –y la perspectiva de que la próxima cosecha sea muy abundante– contribuyen a una mayor caída.
Sin embargo, Galindo dijo que prevén una reacción en breve porque los precios ya han absorbido todos los factores que los lastraban, desde el derrumbe del valor del petróleo y la depreciación de las divisas.


 

COMPARTIR