El corazón de Guatemala

está en su café

 

El Acuerdo Ministerial 606-2018, publicado el 17 de agosto de 2018, estableció los "Conocimientos Tradicionales de la Caficultura" como símbolo de identidad para Guatemala y los cataloga como trascendentales para el desarrollo económico, educativo, social y cultural de los guatemaltecos desde la primera mitad del siglo XVIII.

Con el Acuerdo Ministerial se reconoce al café como símbolo de identidad para Guatemala. A nivel mundial, el café guatemalteco destaca por su calidad y su proceso de producción. Dicha calidad se debe en gran medida a las diferentes altitudes que posee la geografía nacional y la variedad de microclimas  con patrones de lluvia beneficiosos para este cultivo. Sumado a ello, nuestro café tiene un valor agregado por la forma única en que es cultivado bajo sombra, cosechado a mano y la dedicación de cada persona en toda la cadena de producción del mismo. 

Todos los cafés de altura de Guatemala desarrollan un delicioso aroma, acidez agradable, mucho cuerpo y dulzura delicada: una combinación que produce una taza exquisita y balanceada. En cada una de las regiones estos atributos crean una complejidad especial, dando como resultado ocho perfiles de taza: